viernes, 19 de octubre de 2012

Acerca de los “Pactos con dios”


Acerca de los “Pactos con dios”

Actualmente nos encontramos en un momento, en el cual más que nunca, se encuentran apareciendo nuevas “revelaciones”, religiones, creencias, Etc. Etc. Etc. Ante estas cosas, trato de no atacar a mi prójimo, pienso fervientemente en que un principio cristiano es el respeto ante otras creencias, aunque esto no quiere decir que los apoye, fomente, apruebe o algo así, por el contrario, hago un análisis de cada una de estas y trato de concluir sobre su veracidad bíblica en lo concerniente a mi entorno y análisis necesario para la praxis cristiana.

Algo muy peculiar que se ve en estos últimos días, es una nueva “revelación” denominada “pactar con dios”, básicamente cosiste en que una persona hace un compromiso con Dios, en la mayoría de los casos económicos, esto con el fin de recibir un beneficio. Esta doctrina es muy promulgada, por no decir que es parte de la bandera, de lo que algunos denominan el “Evangelio de la prosperidad” y su evolución “Teología del dominio”. Como elemento decisivo (por lo menos para mí) se encuentra el fomento o difusión de esta creencia, por intermedio de los medios de comunicación, ejemplo jornadas como Las maratónicas (Enlace TV), radiolluvia (Sistema Vida), Etc. Etc. Son usadas para incentivar a las personas a pactar con dinero, que beneficiará a dichos medios de comunicación.

Con el fin de hacer un análisis de esta doctrina, primero partiré del siguiente hecho “se conoce que no existe nada en la biblia que nos indique que Dios no sea un Dios de pactos, por el contrario Dios es un Dios de pactos. Tampoco diré que los hombres no podamos hacer pactos entre nosotros, por que si se puede (como el caso del pacto matrimonial)”.

Ahora con el fin de llevar a cabalidad la presente nota trataré de responder a las siguientes preguntas:

  • (a)  ¿Enseña el antiguo testamento a pactar con Dios?
  • (b)  Los judíos, receptores primarios del Tanaj (AT) ¿Tienen dentro de sus creencias el “pactar con Dios”?
  • (c) ¿Se enseña el nuevo testamento por parte de Yeshua (Jesús), los apóstoles, o la iglesia primitiva la doctrina de “pactar con dios”?

Antes de iniciar esta labor, quiero hacer la claridad de que como persona no quiero atacar a aquellos que con un corazón sincero, pero a su vez siendo instados o influenciados por sus lideres religiosos hacen estas obras, por el contrarío ellos son en ultimas victimas de este sistema y es el fin de esta nota, incentivarlos a cultivar y vivir la fe verdadera. Ya haciendo la respectiva claridad manos a la obra:

  •  (a)  ¿Enseña el antiguo testamento pactar con Dios?
Como doctrina cristiana tiene "base" (supuestamente) en algún versículo bíblico y como toda deformación a la sana doctrina, esta enseñanza se basa en una mala interpretación del mismo versículo, ya sea por su lectura literal o descontextualizada. 

Los versículos bíblicos del antiguo testamento que pudieran sugerir [y que yo he encontrado] que es “bíblico” realizar “pactos con dios” son los siguientes:

2 reyes 11:17 “Entonces Joiada hizo pacto entre Jehová y el rey y el pueblo, que serían pueblo de Jehová; y asimismo entre el rey y el pueblo”

2 reyes 23:3 “Y poniéndose el rey en pie junto a la columna, hizo pacto delante de Jehová, de que irían en pos de Jehová, y guardarían sus mandamientos, sus testimonios y sus estatutos, con todo el corazón y con toda el alma, y que cumplirían las palabras del pacto que estaban escritas en aquel libro. Y todo el pueblo confirmó el pacto”

2 crónicas 34:31 “Y estando el rey en pie en su sitio, hizo delante de Jehová pacto de caminar en pos de Jehová y de guardar sus mandamientos, sus testimonios y sus estatutos, con todo su corazón y con toda su alma, poniendo por obra las palabras del pacto que estaban escritas en aquel libro”

Esdras 10:3 “Ahora, pues, hagamos pacto con nuestro Dios, que despediremos a todas las mujeres y los nacidos de ellas, según el consejo de mi señor y de los que temen el mandamiento de nuestro Dios; y hágase conforme a la ley”

Salmos 50:5 “Juntadme mis santos; los que hicieron conmigo pacto con sacrificio.”

Se que pueden existir muchos mas versículos, sin embargo todos nos llevaran al mismo punto y es que después de un análisis contextual nos permitirá concluir de manera definitiva, fáctica, irrefutable y concluyente, que tales versículos nunca instan, inducen, fomentan, ni nada parecido, a realizar pactos con Dios ¿Por qué no? Pues fácil, todos ellos nos muestran a unos personajes que eran celosos de la ley de Dios, y que por esto mismo, su labor se ejecuto en inducir o motivar al pueblo a volver a las costumbres y a tener un comportamiento acorde a lo establecido en las escrituras. Vamos a hacer el análisis de un solo versículo, ya que todos nos llevarán a la misma conclusión:

2 Crónicas 29:10 “Ahora he decidido en mi corazón hacer un pacto con el SEÑOR, Dios de Israel, para que el ardor de su ira se aparte de nosotros” (LBLA)

¿Cuál es el contexto de este mensaje? (una forma de responder a esta pregunta es concluir ¿Quién dijo esto?, ¿en qué momento? Y ¿Qué hicieron después?)

Ezequías es un rey muy conocido de los relatos bíblicos, el toma el reinado de Israel (específicamente Judá del sur o reino sureño de Judá) en medio de un momento caótico para Israel, esto ya que no se estaban siguiendo casi que ninguno de los principios dados al pueblo de Israel. Al ver esto Ezequías decide “hacer pacto” (como aparentemente se lee) hacia Jehova y esto tiene como consecuencia una serie de reformas (por esto algunos le llaman el “rey reformador”) que básicamente constan de volverse a la ley de Dios, al pacto de Dios, lo que los cristianos conocemos como antiguo pacto, a grandes rasgos las reformas fueron:

  • Destruye todos los ídolos paganos que eran adorados dentro del pueblo de Israel, incluyendo la serpiente de bronce que moisés había hecho. (Quitó los lugares altos, quebró las imágenes y cortó los símbolos de Asera)
  • Ezequías envió mensajeros por todo Israel y Judá, para que el pueblo acudiera a Jerusalén a celebrar la Pascua, fiesta que se había dejado de celebrar.

La conclusión de esta lectura, es que Ezequías no quiso hacer un nuevo pacto, por el contrario, insto y guio al pueblo a volverse al pacto que Dios les había dado.

Sigamos con la pregunta “b


  • (b)  Los judíos, receptores primarios del Tanaj ¿Tienen dentro de sus creencias el “pactar con Dios”?

Creo que la respuesta a esta pregunta es un rotundo no, los judíos cuando leen los pasajes de salmo 50:5, Esdras 10:3, y todos los nombrados anteriormente, no entienden que deban hacer un nuevo pacto ante Dios, ni mucho menos la penosa y denigrante idea de que deben dar dinero a Dios para recibir un favor, por el contrario entienden por esto que deben guardar el pacto ya dado por Dios. Veamos lo que nos dice a esto el diccionario enciclopédico del judaísmo publicado por editorial planeta:

Pacto: En sentido bíblico, un acuerdo entre Dios y la humanidad. La idea de un pacto fue siempre una iniciativa divina que se le ofreció a un determinado individuo y su descendencia” Lewinsky, Salomón

Miremos ahora a ver la posición del rabino Yehuda Ribco ante esta doctrina cristiana (neopentecostal):

“Si usted hace un pacto con Dios, ¿quién le dice que Dios lo hizo con usted? ¿Acaso usted decreta y Dios dice “Amén, como tú digas hombre”? Me parece que las cosas son realmente muy diferentes….  Él [Dios] es muy claro y preciso. De hecho, Él sí ha sellado un pacto eterno e inmodificable con toda la humanidad, se llama Noajismo, creo que debiéramos interesársenos profundamente en conocer este verdadero pacto, reconocerlo, cumplirlo, porque de ello depende en realidad lo que está sembrando usted para disfrutar con pureza y belleza en este mundo y en la eternidad.”

Y concluye diciendo:

“¿Es con Dios realmente que estaba usted pactando? ¿O con el ego? En realidad, el que sale perjudicado es quien pacta, porque vive de fantasías, de ego, pero no de espíritu ni de cumplir el verdadero pacto con el Padre y Rey. Por otra parte, ¿uno hace lo que Dios manda para recibir algo a cambio? Interesante punto de vista, que no comparto ni en un 0%.

 y por ultimo vamos a evaluar la pregunta "c":


  • (c) ¿Se enseña el nuevo testamento por parte de Yeshua (Jesús), los apóstoles, o la iglesia primitiva la doctrina de “pactar con dios”?

No, en ningún momento, por el contrario el registro existente de la totalidad de los escritos del nuevo testamento, realizan un planteamiento teológico, denominado “nuevo pacto” el cual es sellado por emdio de de la sangre del cordero, no existe ningún versículo y por ende mucho menos ningún planteamiento, que pueda lugar a esta interpretación, ni Yeshua (Jesús), ni los apóstoles pidieron, plantearon, sugirieron, etc. La idea de que para recibir algo de Dios el hombre deba hacer compromisos financieros, denominados pactos, e idealmente se plantea que el hombre debe someterse y seguir las directrices ya puestas por Dios por simplemente amor, así no se reciban beneficios por esto.

Siendo de este modo, esta doctrina pasa por encima de las creencias Judías en torno al pacto, de paso también se salta la creencia cristiana del “nuevo pacto” del cual dice el libro de Hebreos es Eterno y Perfecto, y teniendo en cuenta que lo afirmado es que este es "eterno y perfecto" ¿Qué puedo hacer yo para mejorarlo?

Las conclusiones a las que yo puedo llegar son las siguientes:

No es bueno atacar directamente a quienes pactan, ellos se encuentran en un error doctrinal gigantesco, pero este se ha debido a la mala interpretación y exégesis realizadas por los nuevos maestros del cristianismo, y estos en ultimas se pierden es por falta de conocimiento.

Los textos del antiguo testamento que sugieren la idea de pactar con Dios, se refieren a que desean volverse al “antiguo pacto” planteado primeramente con Dios..

Los Judíos no pactan con Dios, por el contrario, dentro de su doctrina esta establecido que los pactos son una iniciativa divina y no humana.

En el nuevo testamento no existe cabida para la enseñanza de los pactos con Dios. Por el contrario esto va en contravía y genera una controversia con lo establecido en toda su doctrina, como lo es el “nuevo pacto”, o “pacto de la sangre del cordero”.

Muchas gracias por su lectura y hasta la próxima.

<<JimyLucho ® >> 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada